Seleccionar página

La fibromialgia es una enfermedad que, apenas en 1993, fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud. Hasta esa época, se negaba su existencia, a pesar de la gran cantidad de pacientes que la padecían.

Esto se debe a que la enfermedad no causa alteraciones en los resultados de cualquier tipo de estudio que se realice. Lo único que evidencia su existencia es la molestia descrita por los pacientes.

La fibromialgia se define como una enfermedad que causa dolores en musculares diversas partes del cuerpo, por un período prolongado de tiempo (3 meses); trastornos del sueño y estado de ánimo, mas cansancio.

¿Quiénes Sufren la Fibromialgia?

Básicamente, mujeres entre los 15 y 50 años, con énfasis entre 35 y 50. Me gustaría agregar que algunos estudios sugieren que el perfil más común, son mujeres perfeccionistas que hacen grandes demandas a su propia conducta. ¿Te suena? “Te pareces tanto a mí, que no puedes engañarme.”, dice una canción de Juan Gabriel.

¿Cómo se Diagnostica?

Se diagnostica comprobando la sensibilidad al dolor acrecentada un número de puntos del cuerpo, sumado al cansancio, problemas para dormir y, en algunos casos, adormecimiento de manos y pies.

En la actualidad, también se ha demostrado que los pacientes con fibromialgia presentan reducción en los niveles de serotonina, lo que podría explicar, aunque no totalmente, las alteraciones de sueño, la desmotivación y cansancio.

Esto, porque la serotonina es un neurotransmisor indispensable para mantener nuestro estado de ánimo, bienestar o felicidad, apetito y los procesos circadianos del cuerpo (períodos de sueño y vigilia).

¿Hay Tratamientos para la Fibromialgia?

Sí, hay tratamientos que han demostrado tener efectos positivos. Y más que tratamientos, se puede hablar de cambios en la rutina de la vida de los pacientes.

Estos cambios incluyen aprender a meditar; hacer ejercicios que no sean violentos, como el Tai chi y el yoga, y , en algunos casos, el consumo de antidepresivos medicados.

La recomendación de antidepresivos se debe a que estos están diseñados para estimular la producción de serotonina (responsable de nuestro balance emocional).

Lo más Importante es que “Tú Aceptes la enfermedad y Cambies Tu Rutina de Vida”.

Vivir con fibromialgia no es fácil. Algunos creen que negándolo, desaparece. No asumas la posición que la sociedad médica tuvo, porque no podían cuantificar su existencia o tratarla con alguna medicina.

Una vez que recibes el diagnóstico, debes asumir completamente tu situación de enfermo de fibromialgia y meterte de lleno en su tratamiento.

Las recomendaciones de que medites y hagas ejercicios no agresivos no se debe a modismos de la nueva era o sicodélicos. Se debe a que ha arrojado resultados comprobables en estudios, porque aumentan la producción de serotonina en nuestro cerebro y cuerpo, de manera natural.

Otra cosa que ayuda es que participes en grupos con personas que la padecen, han mejorado su condición de vida y comparten sus experiencias. No te unas a grupos que sólo se reúnen para compartir lo mal que se sienten por causa de la enfermedad (Círculo vicioso).

Como sucede con las depresiones, no se sabe si la falta de serotonina ayuda a la formación de la enfermedad o la enfermedad causa la falta de serotonina. La realidad es que debes aumentar tus niveles de serotonina. Puede cambiar tu vida.

¿Hay DIETAS para la Fibromialgia?

No hay, pero podemos inferirlas, por lo que sabemos.

Me explico:

No las hay, por el poco tiempo que tienen los estudios de la enfermedad y el desconocimiento de qué la ocasiona, sumado a la gran variedad de efectos que los múltiples alimentos tienen en las diferentes personas, sin hablar de las tolerancias y alergias de cada individuo.

Como base, hablamos de una alimentación rica, equilibrada, saludable, que nos caiga bien y que nos guste. Esto último es muy importante. Mejorar nuestro estado de ánimo es indispensable en nuestra dieta. También consumir alimentos que aumenten nuestra energía.

Antes de hacer el listado, vamos a hablar de la serotonina: la produce nuestro cuerpo y no la encontramos en los alimentos. Lo que sí encontramos en ellos es el triptófano, un aminoácido en base al cual nuestro cuerpo produce la serotonina. Al aumentar los niveles de consumo de este aminoácido podemos asegurarle a nuestro cuerpo suficiente ingrediente indispensable, para la produzca.

Dicho lo anterior, vamos a incluir alimentos, categorizados por sus efectos.

Alimentos que contengan Omega 3 por sus  efectos antiinflamatorios:

  • Pescado y otros mariscos (especialmente pescados grasos de agua fría, como salmón, caballa, atún, arenques, y sardinas).
  • Nueces y semillas, especialmente la linaza.
  • Aceite de linaza, aceite de soja.
  • Alimentos fortificados con Omega 3.

Alimentos que contengan triptófano, para generar serotonina:

  • Huevos.
  • Pavo o pollo.
  • Pescados azules, que también tienen Omega 3.
  • Lácteos, si no eres intolerante.
  • Frutos secos, como las nueces y almendras.
  • Plátano, a media mañana o tarde.
  • Aguacate.
  • Cereales, como el arroz y la avena.
  • Semillas, como el sésamo o girasol.
  • Legumbres, como la lenteja.
  • La Dieta Emocional

Como siempre escribo, si te alimentas de sentimientos bellos, aumentas tu energía, las ganas de hacer cosas nuevas y tu mejoría física. Destierra lo malo. No pierdas tiempo con eso, a menos que le estés pagando a un sicoanalista.

¿Drama o comedia? Tú eliges el canal.

Estoy a Dieta y Soy Social, E- book

Descargar e-book: Estoy a Dieta y Soy Social

*A nosotros tampoco nos gusta el span y no te saturaremos con promociones

Hemos enviado a tu email las instrucciones de descargar